En muchos países en desarrollo, existen sistemas agrícolas que cumplen plenamente los requisitos de la agricultura orgánica pero que no están certificados. La agricultura orgánica no certificada se refiere a las prácticas agrícolas orgánicas por intención y no por defecto; esto excluye los sistemas no sostenibles que no usan insumos sintéticos pero que degradan los suelos debido a la falta de prácticas de construcción del suelo.

Es difícil cuantificar el alcance de estos sistemas agrícolas, ya que existen fuera de los sistemas de certificación y mercado formal. El producto de estos sistemas suele ser consumido por los hogares o vendido localmente (por ejemplo, mercados urbanos y de pueblos) al mismo precio que sus contrapartes convencionales. Aunque el producto no certificado no se beneficia de las primas de precio, se han documentado algunos casos en que la agricultura orgánica no certificada aumenta la productividad del agroecosistema agrícola total y ahorra en la compra de insumos externos.

¿Como se venden los alimentos orgánicos no certificados?

Los alimentos orgánicos no certificados a menudo se venden directamente a los consumidores a través de programas de apoyo de la comunidad local, como esquemas de cajas, mercados de agricultores y en la puerta de la granja. Estos permiten al productor saber exactamente lo que quiere el consumidor, mientras que el consumidor sabe de dónde proviene el producto y, en el caso de los esquemas de cajas, ahorra en costos de transporte a través de la entrega de productos a sus hogares.