En Todo Sobre Agricultura hemos hablado de muchos temas relacionados con la agricultura orgánica, de sus beneficios, que es, como se desarrolla y demás. Hoy veremos algunos principios fundamentales de la agricultura orgánica.

  • Principio de salud: la agricultura orgánica debe contribuir a la salud y el bienestar del suelo, las plantas, los animales, los seres humanos y la tierra. Es el sustento del bienestar mental, físico, ecológico y social. Por ejemplo, proporciona contaminación y productos alimenticios nutritivos y libres de químicos para los seres humanos.
  • Principio de imparcialidad: La imparcialidad es evidente al mantener la equidad y la justicia del planeta compartido, tanto entre los seres humanos como con otros seres vivos. La agricultura orgánica proporciona una buena calidad de vida y ayuda a reducir la pobreza. Los recursos naturales deben ser utilizados con prudencia y preservados para las generaciones futuras.
  • Principio de equilibrio ecológico: la agricultura orgánica debe modelarse sobre sistemas ecológicos vivos. Los métodos de la agricultura orgánica deben ajustarse a los equilibrios y ciclos ecológicos en la naturaleza.
  • Principio de cuidado: la agricultura orgánica debe practicarse de manera cuidadosa y responsable para beneficiar a las generaciones presentes y futuras y al medio ambiente.

A diferencia de los métodos agrícolas modernos y convencionales, la agricultura orgánica no depende de productos químicos sintéticos. Utiliza métodos biológicos naturales para aumentar la fertilidad del suelo, como la actividad microbiana que estimula la nutrición de las plantas.

En segundo lugar, los cultivos múltiples practicados en la agricultura orgánica aumentan la biodiversidad, lo que mejora la productividad y la capacidad de recuperación y contribuye a un sistema agrícola saludable. Los sistemas de cultivo convencionales utilizan monocultivos que destruyen la fertilidad del suelo.