Beneficios de las granjas urbanas a la comunidad

agricultura urbana

Aquí hay 10 formas en que las granjas urbanas están contribuyendo a la mejora de la salud de sus comunidades:

 

REDUCIR LAS EMISIONES DE CARBONO

Al localizar los productos, las granjas urbanas reducen la cantidad significativa de consumo de combustibles fósiles necesarios para transportar, empaquetar y vender alimentos. La comida promedio ha viajado 4.200 millas solo para llegar a su mesa. La agricultura urbana ayuda a los consumidores a reducir su “huella alimentaria” al brindarles la oportunidad de comprar alimentos que crecieron dentro de su comunidad.

 

TÉCNICAS INNOVADORAS

Como los espacios urbanos carecen de los terrenos fértiles ampliamente abiertos de los métodos agrícolas tradicionales, los agricultores urbanos tienen la tarea de encontrar soluciones creativas para enfrentar los desafíos como el desperdicio, el espacio, los recursos y la energía. Debido a esto, se crean innovaciones más eficientes para mejorar la calidad y la cantidad de alimentos que se pueden producir con la menor cantidad de recursos. (Por ejemplo, los sistemas acuapónicos verticales de The Growing Experience en Long Beach producen 3-4 veces más productos que los métodos tradicionales de cultivo y usan significativamente menos agua).

 

CREACIÓN DE EMPLEO

Desde jardineras de jardineras hasta grandes espacios comunitarios, estas granjas crean oportunidades para involucrar a la comunidad. Las granjas urbanas crean oportunidades de trabajo (y de voluntariado) en las grandes ciudades, donde la pobreza y el hambre a menudo son problemas persistentes. Un aumento en las pequeñas empresas estimula la economía local y apoya a la comunidad creando empleos justo donde la gente vive.

 

CRECIMIENTO ECONÓMICO

En virtud de su proximidad a los consumidores, las granjas urbanas estimulan la economía local mediante el ingreso circulante en toda la región. Sin una red de distribución complicada, los agricultores están más conectados a su mercado y pueden adaptarse rápidamente a la demanda, maximizando las ganancias. Además, muchas de estas organizaciones están estructuradas de una manera que brinda un beneficio adicional a la comunidad y ayuda a las poblaciones de bajos ingresos mediante la estabilización de los costos de los alimentos y, en muchos casos, ofreciendo productos descontados o gratuitos.

 

CONSTRUCCIÓN DE LA COMUNIDAD

Los jardines crean más que una comida saludable y deliciosa. La agricultura urbana une a las personas con un interés común: la comida. La salud general de una comunidad se beneficia al aumentar su capacidad para crear un entorno que realmente sustente a sus residentes. La mayoría de los proyectos agrícolas urbanos requieren un alto nivel de organización social, lo que brinda a muchas personas de la comunidad un gran interés en su éxito.

 

SALUD PÚBLICA

Las crecientes poblaciones de personas en las ciudades sufren de desnutrición y una variedad de otros problemas de salud relacionados con la dieta. Llevar alimentos nutritivos a las comunidades locales tiene muchos beneficios directos para la salud, incluyendo la reducción del riesgo de afecciones dañinas como enfermedades cardíacas, obesidad, diabetes y más. Involucrar a las personas en el jardín en sí brinda una oportunidad para el ejercicio y una conexión más profunda con la agricultura.

 

CALIDAD DE LA COMIDA

En una escala más pequeña, los mercados locales brindan la oportunidad a los agricultores de fomentar variedades de productos más únicas. Estas granjas conservan la biodiversidad mediante el cultivo de variedades de herencia o aquellas con una menor estabilidad de almacenamiento. La proximidad y la conexión al mercado permite que los productos frescos y nutritivos estén disponibles para las comunidades que nunca tuvieron acceso a esto en el pasado.

 

SEGURIDAD ALIMENTARIA

Si bien es posible que no haya una “escasez” de alimentos en la mayoría de las regiones, los problemas de acceso son absolutamente frecuentes, especialmente en las zonas urbanas. En el Condado de Orange, alrededor de 400,000 personas no tienen acceso a alimentos saludables y asequibles. La agricultura urbana ayuda a corregir esto al reducir el precio de la comida saludable al eliminar al intermediario y al aumentar la oportunidad para que los miembros de la comunidad necesiten participar en el cultivo de este alimento. Muchas granjas urbanas también adoptan modelos caritativos en un esfuerzo por apoyar a las comunidades necesitadas a través de donaciones directas o mediante el suministro de productos rebajados o gratuitos.

 

EDUCACIÓN

La agricultura urbana aborda otro problema inherente a toda nuestra cultura alimentaria actual: una desconexión del origen de nuestros alimentos. Al involucrar a niños y adultos en la educación en torno a la agricultura local sostenible, los agricultores aumentan la salud de nuestros sistemas alimentarios en el futuro.

 

ESPACIO VERDE

Por último, la agricultura en las ciudades ofrece algo obvio: más espacio verde. Esto contribuye a la salud de los ecosistemas de la ciudad en una variedad de formas. El verde agrega atractivo estético, reduce la escorrentía de la precipitación, proporciona espacios de descanso para la comunidad y contrarresta el efecto de isla de calor mediante la fijación de carbono a través de la fotosíntesis.

Estos fueron los 10 beneficios de tener una granja urbana.

Deja un comentario